Buscar

Relatos En Mochila

"Uno cree que va a hacer un viaje, pero enseguida es el viaje el que te hace a tí". N. Bouvier.

SUEÑOS EN ACCIÓN EN LA FERIA DEL LIBRO!!!

La [#felicidad] me abraza el corazón con tremenda noticia!!!

Arranca la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires [Sitio Oficial] y nuestros #SueñosEnAcción formarán parte del stand número 111 del Pabellón Azul, junto a la editorial Autores de Argentina desde hoy y hasta el 15 de mayo!
En breve les informo el día y el horario en el que estaré firmando ejemplares.
¡A disfrutar de la Feria!

TIPS PARA VIAJEROS

Hoy: Armado de Carpa en pocos minutos.
Fueron varios los que me consultaron acerca de qué modelo de carpa conviene comprar, cómo podemos hacer para ahorrar peso al cargarla en la mochila o qué elementos no pueden faltar para que esté completa. Hoy arrancamos por el final: Su armado y disposición en el terreno. En este link el video!

Si te fue útil, compartilo! A otros viajeros también les puede servir este video!
#Travelblogger #ArmadoDeCarpa #ViajáConNosotros

Los Seismiles, una ruta para volar con la imaginación.

La ruta 60 en Fiambalá, provincia de Catamarca, es nuestro nuevo hogar. Pasamos viviendas de barro a cada kilómetro y el ambiente fresco de montaña se hace sentir. Colores de puna adornan un paisaje de ensueño. La uva recién cosechada de la vid despunta con un aroma inigualable. Seguimos nuestro paso y el adobe se hace eco del cordón montañoso que espera nuestro cruce, pacífico y monumental. Es la Precordillera. Son los picos nevados que se alcanzan a ver a lo lejos, distantes, como custodiando nuestro trayecto. El Monte Blanco y el Jume, arbustos medicinales de la zona, son testigos, una vez mas, de nuestros kilómetros con una mochila al hombro. El sol se asoma entre los gigantes y empieza a deleitar nuestros ojos. Vamos camino al Paso San Francisco, conocido también como la ruta de los Seismiles, que está ubicado a 4000 metros de altura sobre el nivel del mar. Nos acompaña durante todo el camino el río Guachín, que termina por alimentar a todo Fiambalá. En esta oportunidad somos afortunados de no tener el viento sonda siguiéndonos en el camino. Sino la visión se dificultaría y nos perderíamos gran parte de esta belleza natural.
El clima empieza a cambiar. Se hace más frío cuanto más subimos, pero la satisfacción de saber que alcanzamos el punto mas alto de la zona nos eriza la piel y nos abre aún más los ojos para deleitarnos con tanta belleza. Las huellas del camino (que fue construido en 1998 por Vialidad Nacional) fueron marcadas por los Diaguitas, el pueblo originario que habitaba en este lugar mucho tiempo atrás. En esta ruta de volcanes, mientras se construía, se levantaron dos cuerpos momificados: el de una joven de aproximadamente 18 años y el de un hombre de similar edad. Hoy se los puede visitar en el Museo del Hombre, ubicado en el centro de Fiambalá.
Seguimos subiendo y llegamos a la Quebrada de La Angostura. Los colores se ponen más intensos. El rojo, el verde y el amarillo abundan y no sabés para donde mirar. Aparecen las Tolas: una planta medicinal de la zona para curar el mal de altura, la falta de oxígeno y algunas dolencias más. Vicuñas y guanacos se hacen presentes para saludarnos a nuestro paso. Y por ahí, escondido entre las montañas, surge el inmenso cóndor. Con sus alas abiertas, buscando las distintas corrientes de aire para que su vuelo sea aún más sereno. Ahí está, ensimismado en su paz y libertad. Y ahí nos quedamos, observándolo por un largo rato, disfrutando de su vuelo y reconfirmando que la felicidad se encuentra en las cosas más simples de la vida.

ANIMATE

Dale que no perdés nada. Cambiá tu vida. Viajá. Sonreí. Descubrí. Hacete amigos. Despertate para ver un amanecer. Tomate un mate viendo como el sol se esconde. Disfrutá. Sacá cientos de fotos pero también llevate con vos miles de postales que te entraron por los ojos y se quedaron para siempre en tu corazón. Charlá con gente del lugar. Sorprendete. Confiá en el camino. Viví. Cansate de caminar. Probá comidas nuevas. Sentí el aroma del lugar. Dejate llevar. Volá con la imaginación. Observá a la gente pasar. Sentate en un cordón. Quedate un buen rato. Sentí la paz de la naturaleza. Volvela parte tuya. Encontrate con vos. Hablate. Preguntate cosas. Elegí. Dale, anímate que tenés el mundo cruzando la puerta y doblando en la esquina de tu casa. Solo tenés que confiar, hacer el click, activar la maquinaria, y el universo va a conspirar para que eso que soñás desde lo más profundo de tu corazón se cumpla cuando menos lo pensás. El #Cambio es #Evolución. Siempre.

DESAFÍO

El viaje es un desafío en sí mismo. Vas a experimentar sentimientos que nunca antes habías vivido. Los vas a vivenciar. No trates de entenderlos al principio porque será en vano. Simplemente atravesalos y dejá que fluyan. Porque te vas a dar cuenta al poco tiempo que esas sensaciones que experimentaste te ayudaron a crecer y ya no hay forma de volver a lo que eras. El viaje te va a poner frente a tus ojos una realidad que no pensaste nunca que ibas a vivir. Vas a sentir adrenalina. Vas a tener miedo. Dejate llevar. Hacete flexible para que el viento te arrastre y puedas conocer cosas que no te esperabas. Al principio te va a costar. Te va a costar la vida. Pero después, en esa vorágine de sentimientos encontrados, vas a ser vos con tu mochila. Nadie más. Tomate ese tiempo. Vivilo. Disfrutalo. Experimentalo. Encontrate con ese aluvión de cosas que te pasan por el corazón. Creeme que ese lugar al que recién llegaste, ese mismo al que miras con desconfianza, recelo y miedo, va a terminar siendo parte tuya. De tu experiencia como viajero. Te va a forjar. Te va a hacer fuerte. Te va a hacer que seas vos. VOS en mayúsculas y con voz fuerte al leerlo. Y con el tiempo, solo con el tiempo, vas a entender que no hay vuelta atrás, que ese viaje te cambió para siempre, no en tu esencia pero sí en tu libertad de experimentar con los sentimientos. Y eso, te aseguro, es un camino de ida inigualable, que comienza y nunca vas a saber cuando termina. Porque es la magia que encontraste en el viaje de la vida, y la transformaste para forjar con ella tu propio destino.

#TravelBlogger #SueñosEnAcción #Destinos #ViajáLaVida

ENTREVISTA CON DE TANTO ANDAR

¡¡No te pierdas la entrevista que me hicieron los amigos de De Tanto Andar en su último programa!! Acá te dejo el LINK
Y recordá sintonizarlos esta tarde por FM En Tránsito 93.9 para compartir historias de viajes, recomendaciones y la mejor música. Hoy, desde Baradero!
 

DIAS GRISES

Hay [#DíasGrises] en los viajes. En los que no sale el sol, hace frío y llueve. Pero vos ya estás en ruta y sabés que vas a seguir tu camino. Porque sentís que si no lo hacés te vas a perder de la sensación única de la lluvia en la cara, o del placer de descubrir un camino que nunca antes habías transitado.
Hay días en los viajes donde nada, absolutamente nada, sale como lo habías planificado. La primera sensación es de bronca e impotencia, claro. Ahí te quedás vos, solo con tu mochila y las ganas inmensas de ponerle el pecho a las balas y salir a comerte el mundo. Y a medida que transcurren las horas te das cuenta que eso que no salió como lo esperabas también está bueno. Porque esa mañana se cerró una puerta pero se abrieron mil ventanas. Mil oportunidades. Mil caminos nuevos por descubrir. Entonces aprovechás esa cuota de incertidumbre que te da el viaje. Te animás a experimentar la sensación de no saber para dónde encarar. Te animás a perderte en lugares que no conocés. Porque cada vez que lo hacés, tenés una historia nueva para vivir. Y te das cuenta que no todo es tan tremendo como parecía ser esa mañana de miércoles, cuando lo que habías ideado se fue al tacho en un abrir y cerrar de ojos. Cuando pensaste que allí se desvanecía tu sueño. Hasta que miraste para el costado y tenías a la Ilusionista ahí, esperándote para juntos enfrentarse a una nueva aventura. Porque, al fin y al cabo, al día siguiente seguro saldría el sol.
#TravelBlogger #ViajarEsVivir #SiempreSaleElSol

TODO PASA

Aprovechá el viaje porque todo pasa. Aceptalo porque todo pasa. Amalo porque todo pasa. Sentilo y vivilo porque todo pasa. Hacete uno con el presente. Animate a sentir y a brillar acá y ahora. Ni antes ni después. Ahora. Ilusionate con lo que pueda venir, pero no pienses de más. Viví el momento, aprendé de él. Y si no te encontrás, buscate en tu corazón. Metete para adentro el tiempo que consideres necesario y después resurgí. Renacé. Vas a desplegar las alas mucho más fuerte y más alto de lo que te imaginabas hasta ayer. Hasta hoy. Sacá para afuera todo eso que tenés para dar. Porque es mucho. Es que ni vos te imaginás todo eso que se esconde adentro tuyo. ¿Cómo lo hacés, me preguntás? Sin pensarlo tanto. Dejándolo salir. Permitiéndote sentir y ser vos mismo. Sin que te importen los prejuicios, sin que te afecte el qué dirán. Sin que te gane el miedo, aceptándolo como lo que es. Porque cuando lo aceptás, solo se desvanece y, al poco tiempo, ese miedo se transforma en desafío. Y ahí si. Agarrate porque no te para nadie. Exprimí el viaje al máximo. Apasionate. Disfrutalo. Sacale el jugo. Equivocate. Llorá. Aprendé y volvé a equivocarte. Porque esa es la forma de volar. Porque esa es la libertad de Ser. Porque vas a entender, a la larga y con el tiempo, que ahí se encuentra el verdadero y eterno Amor. ¿Todo Pasa?

TRANSFORMAR

Transformar el dolor en pasión. Transformar el miedo en corazón. Transformar el ´no puedo´ en oportunidad. Transformar el ´no sé´ por el Soy Yo. Eso es la alquimia. Ni más ni menos. Redescubrirse desde lo más esencial de la vida hasta lo más complejo. Es amar hasta morir. Y cuando veas todo negro, refugiate en el oído de un amigo o en el abrazo de tus viejos. En la música, en la escritura, en la pintura: en el Arte. Porque ahí es donde brilla la luz que de a poco vuelve a crecer. A vivir. A encandilar. Y cuando menos los pienses vas a ser vos de nuevo. Vas a recordar, vas a descubrir, vas a soñar. Viajá. Viajá mucho, porque te vas a ver obligado a enfrentarte a tus peores miedos y, una vez ahí, tu alma va a resurgir  y ya nada la detendrá. El tiempo es tiempo, nada más. Controlá tu cabeza, ahí tenés la llave para pasar al siguiente nivel. Y dejá hablar a tu corazón. Porque ese, sin dudas, no se equivoca. Porque se anima. Porque no tiene miedo. Porque no se arrepiente. Porque siempre, siempre, tira para adelante. Amá y no te olvides de amar, una y otra vez. A lo que hacés, al que tenés al lado, a tus proyectos, a tus pasiones. A vos mismo. Porque al final del camino ya no habrá tiempo de arrepentimientos. Y no sé vos, pero yo quiero llegar ahí con todos los Sueños cumplidos.

#TravelBlogger #ElViajeEterno #Ser #Libertad #SueñosEnAcción

Blog de WordPress.com.

Subir ↑